Casas Inteligentes

Una casa inteligente es una vivienda con un diseño arquitectónico propio y una tecnología avanzada, todo esto integrado y desarrollado en conjunto para que las personas que la habitan vivan cómodamente.

La aplicación de la tecnología en las viviendas consiste en el uso simultáneo de la electricidad, la electrónica y la informática, empleadas en el diseño técnico de las edificaciones.

Los hogares inteligentes cuentan con la capacidad de distribuir la información por medio de comandos alrededor del hogar para que funcione “prácticamente” solo. Por medio de una llamada o una indicación desde una computadora es posible ordenar el cierre de cortinas, controlar la calefacción, entre otras actividades.

¿Cómo lo logran?

Existen dos tipos de tecnología aplicadas a las viviendas para que realicen las tareas solicitadas:

1. Telemetría: sistema de comandos a distancia que necesita de una computadora (PC) para efectuar una acción. La persona puede visualizar su casa y por medio de un software indica las tareas que requiere. Este sistema funciona con servicio de Internet de banda ancha.

2. Domótica: tecnología que permite interactuar con una vivienda, a través de un celular. Funciona de manera similar a la telemetría, sólo que utiliza dispositivos móviles (celulares) para ejecutar una orden.

Las viviendas automatizadas ofrecen la posibilidad de realizar diferentes actividades sin la necesidad de que el residente esté presente como:

– Abrir y cerrar puertas, ventanas y portones eléctricos.

– Conectar y desconectar las alarmas.

– Encender y apagar luces y aparatos eléctricos de toda la casa.

– Calefaccionar la vivienda.

– Escuchar y ver lo que está ocurriendo en el hogar desde la oficina.

Ventajas de las casas inteligentes:

1. Seguridad propia y de cada uno de los integrantes de la vivienda, a través de dispositivos automáticos de control cómo lo son: alarmas para intrusión y pánico, control de fuego y humos, vigilancia interna y remota.

2. Ahorro de energía, a través del control de la temperatura interna de los locales, el control de la iluminación y así cómo del control del consumo de los electrodomésticos.

3. La comunicación con el exterior, por medio del acceso a la red de Internet, la intercomunicación dentro de la vivienda, y el enlace de todos los sistemas de aplicación avanzada.

4. Control de instalaciones y aparatos eléctricos. Se puede programar la hora exacta para que estos se enciendan.

5. Limpieza automática: A través de ductos de aire ubicados estratégicamente permite la conexión de los implementos utilizados en la limpieza.